Oct 02, 2012 - 0 Comments - Explorando -

Tiempo de vendimia

Papillons roux

Deux petits papillons roux
tourbillonnent, tourbillonnent
Deux petits papillons roux
tourbillonnent dans l’air doux
et tombe la feuille d’automne.

Louis CODET (1876-1914)

Cambio de estación, primer otoño en Europa. Dejar que la piel se deje acariciar por el viento otoñal, preparar el paladar para la invasión de las setas, les girolles y todo sus cercanos.

Y con las setas, llega a la región de la Gironde el tiempo de vendimia. Finalmente, luego de tres meses de estar en la región, haber explorado el lado playero de los sureños, era tiempo de ir a Saint Emilion! :D

La ciudad de Saint Emilion se encuentra a 45 minutos de Burdeos, es mundialmente reconocida por sus vinos. Quizá alguna vez se han topado con alguna de estas botellas o nombre en alguna revista o tienda, (seguramente el precio no pasó desapercibido): Chateau Ausone, Chateau Cheval Blanc, Chateau Pavie o bien Chateau Angélus…..

La estructura establecida en Francia para la clasificación de los vinos es compleja, sin embargo eso no significa que aunque vengo de un país de rones y licores de notes sucrées, sea tarde para iniciarme en el tema. Como bien me dijo una simpática dueña y marchandise de vins, la única manera de aprender de vinos es probando, sabio y práctico consejo (de alguien que nació en el seno de una cultura vitícola).

Vista de la ciudad desde el centro

El trayecto desde Burdeos hacia Saint-Emilion aunque corto es pintoresco, y es fácil de descubrir que uno ha llegado, ya que de un punto hacia adelante todo son pequeñas propiedades con extensos viñedos :)

Uno de los primeros viñedos de la carretera

Como buena turista me dirijo hacia la Oficina de Turismo, en general encuentro bastante práctica la información que tienen. Pregunto a una de las muchachas (luego de que me indica que hay dos Chateau de Vins del día para visitar), cuál podría ella de manera personal recomendarme, me responde que no puede especificar uno en especial, porque no pueden favorecer a un lugar en especial. Comprendo completamente, sin embargo no quedo satisfecha :p

No se puede dejar de visitar en el pequeño centro, las fábicras y ventas de Macarons, OJO no deben esperar coloridos y llamativos macarons al estilo Pierre Hermé, con exóticos sabores y combinaciones rosa /pistacho de Macondo/chocolate de la india, etc. No, estos son más bien como los ancestros de el macaron parisino, una galletita simple, deliciosa, cocinada largo tiempo a baja temperatura.

fábrica de macarones

A uno de estos fabricantes/propietario de un atelier de macarons, pedí sugerencias para encontrar un bar a vins (ya que me encuentro en el Capitolio del Vino), este también empezó a bajar el tono de voz cada vez más hasta llegar a susurrarme un nombre.

Aunque me equivoqué y no le entendí la segunda parte de la oración, caminando dimos con El Cellier, donde nos atendió una señora encantadora, que me recordó mucho a mi profe de Oneología en Ferrandi. Fui al grano y le hice saber mis pocos conocimientos de vino, y para sorpresa de todos (al parecer le motivó el comentario- o simplemente es buena vendedora) nos hizo degustar vinos que dieron con lo que nos gusta, aunque nos veíamos limitados a expresarnos con el vocabulario utilizado para describir si nos gusta un vino epicé, boisé, beurré, avec notes de fruits rouges, etc.

Los vinos degustados. Nos impresionó que abrió una botella solo para que la degustaramos :o

La gama de vinos y precios, pese a que no es un lugar enorme, es variada, desde vinos de 10 hasta 1400 euros! Para todos los bolsillos.

Además de salir con nuestras respectivas botellitas de vino, pedimos que nos sugiriera un Chateau para visitar; finalmente no hubo susurros ni palabras medias dichas, después de hojear la guía que ofrece la Oficina de Turismo nos aconsejó dos en particular :D

Y así llegamos a

Por 8 euros se obtiene una visita corta guiada y con degustación la mejor parte.

Chateau Soutard es una de las Casas de vinos más antiguas de Saint Emilion, en general la historia de la ciudad remonta a la época medieval y sus casas de vinos también. Aunque me cautivan los pequeños productores de vino, grandes casas de vino como estas no dejan de ser interesantes.

el viñedo, el viñedo de Saint Emilion se compone principalmente por Merlot, Cabernet Franc y Cabernet Sauvignon. Los rosales entre el viñedo se usan para prevenir plagas, ya que estas atacan primero a los rosales y darán un margen de 4 días para actuar y salvar el viñedo.

Hotel de cochinillas. Técnica ecofriendly para combatir plagas.

combinación de alta tecnología con la tradición. Sí este Chateau era grande.

tiempo de degustación

El símbolo de esta Casa de vinos es un collar de perlas en forma elíptica y el cuarto subterráneo donde tuvimos la degustación contaba con una mesa de la misma forma, bastante mítico.

El vino y el negocio del vino, no deja de evolucionar, los grandes Chateau de Vins apuestan por cambiar su manera de producción hacia la corriente Bio. Otros convierten su pasión por este y deciden emprender la aventura de producir artesanalmente. Y otros empezamos a dar nuestros primeros pasos en la degustación y apreciación entre un vino con notas maderosas, frutales o picantes.

El secreto….realmente no hay ningún secreto, se trata de descubrir probando.

http://www.vins-saint-emilion.com/

ja! como toda, aunque muy pequeña ciudad francesa nos encontramos con un Brocante, esos pequeños espacios en los que el tiempo se mezcla entre sí a través de objetos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>