May 08, 2012 - 0 Comments - Ferrandi -

La République des cerises

Et Hop c’est partie“- Amélie Poulain

Un monje es martirizado y decapitado, un movimiento insurreccional nace y gobierna en el seno de sus molinos y es reprimido brutalmente en menos de lo que canta un gallo; un grupo de soldados rusos en el Paris ocupado entra a un establecimiento ordenando comida bwystra! bwystra!- rápido! rápido!- dando origen al nombre de los tan famosos bistrot franceses; pintores, pianistas, escritores, escultores, entre otros, de carácter ‘bohemio’, se instalan poco a poco en sus calles y nace el impresionismo, el arte contemporáneo…

“Todo esto y más se lo debemos a los montmartreses”- repetía constantemente Mr. Philippe BRINAS-CAUDIE, quien con su gracioso chapeau, muy apropiado de su papel, revivió durante 2 horas, anécdotas y personajes que han hecho historia en este ‘Monte de Mártires’.

Bastan 10 minutos en el metro, viniendo del centro de Paris, para llegar a esta encantadora loma - la Butte de Montmartre. Desde que se llega a la estación Abesses- la más profunda de Paris, se puede respirar y ver el carácter pintoresco y colorido de Montmartre. Venir a Montmartre es escapar de Paris, sin perder la maravillosa vista hacia la ciudad de las luces.

Montmartre ha sido escenario de una guerra civil, ha presenciado el nacimiento de movimientos artísticos como el impresionismo, ha acogido con los brazos bien abiertos a artistas extranjeros y aun después de sus muertes o desaparición como en el caso de la adorada Dalida, los mantiene en la memoria de los parisinos a través de pequeños detalles como dibujos en sus calles, estatuas, plazas que llevan sus nombres.

Muchos desde que llegaron, llegaron para quedarse. Según ellos, porque pese al paso de los años y algunos pequeños cambios, la gente que aquí habita continúa siendo encantadora. Otros decidieron quedarse, seducidos por el ambiente bohemio y embriagante de la historia montmartrense.

La famosa verdulería de Amélie

Este encantador refugio parisino es más que la historia de monjes y mártires, pintores, pianistas del pasado. Como bien dijo Mr. le chapeau, nuestro querido guía, recientemente, se rehabilitó la casa donde habitaron Picasso y Modiglianni, funciona como Atelier ‘casi gratuito’ para pintores que envian sus proyectos a la Alcaldía de Paris. Se promueven tardes de cine, teatro, conciertos de jazz. ‘Nunca se sabe, quizá en un futuro no muy lejano, París recupere su posición como capital del arte contemporáneo’- que desde hace ya más de 20 años la ocupa Berlín.

La casa donde habitaba Dalida. Escritura en la placa: “Tus amigos de Montmartre no te olvidaremos”

Le moulin de la Galette. Es en el interior de estos molinos donde los burgueses de la época escapaban del centro de Paris, para darse sus bailaditas al son del can can

Basilique du Sacre Coeur

Aimer, boire, manger et chanter! La bonne franquettepunto de encuentro de Pissarro, Sisley, Cézanne, Toulouse-Lautrec, Renoir, Monet, Zola et Vincent Van Gogh

Cabaret Le lapin agile

Justo enfrente de este cabaret, el único viñedo conmemorativo que queda en Montmartre

Montmartre, ese lugar al que todos van porque TODOS van, es de esos lugares para regresar entre la nostalgia o se busque un poco de inspiración.

Estoy en busca de este documental, será que lo encuentre?

Harlem in Paris

Douceur Impressioniste – Ferrandi

Como siempre Chef Antoine movido por su amor a la pintura nos llevó una receta de su inspiración: Dessert Impressioniste.

La base, una galleta de coco y vainilla. El cuerpo, un exquisito mousse de mango. La cobertura, un glacé de mango, mantequilla y un toque de coulis de frambuesa. Bravo chef!





Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>