Jan 06, 2013 - 0 Comments - Cocinando -

Papas a la Huancaína

Continuando con las exploraciones culinarias de los fines de semana y aprovechando la época de fiesta, encuentros entre amigos y cualquier excusa, sea cual sea para cocinar algo diferente pero que nos provoque buenos recuerdos (que mejor época que la Navidad y Año Nuevo para reconfortarse con la comida), optamos esta vez por acoger a algunos amigos con Papas a la Huancaína.

Tan antigua y rica como la historia del Perú, la salsa a la huancaína ha evolucionado con el país mismo, y ha sido aplaudida por generaciones, a tal punto que algunos la consideran la salsa criolla de mayor importancia.

Estando en París, adaptamos un poco la receta y logramos un delicioso resultado. Así va:

Para 4 personas

  • 1 cebolla grande (morada de preferencia)
  • 2 ají amarillo pequeño ( se puede suplantar con 1/2 pimiento rojo, 1/2 verde y 1/2 chile largo narajana/verde
  • 2 huevos
  • 300 gr camarones medianos
  • 250 ml de leche
  • 300 gr queso de cabra (equivalente a un cilindro y medio). En Nicaragua usariamos queso fresco, siempre buscando un equivalente al queso que se usa en Perú, que según explican no debe tener un fuerte olor ni sabor, y debe de ser de una textura cremosa.
  • 1 cdita de café de cúrcuma
  • 1 papa mediana por persona
  • 2 paquetes de galletas Soda/Crackers
  • sal y pimienta al gusto

Elaboración

Cocer las papas con la piel, deben de quedar suaves pero firmes. Paralelo a esto se puede aprovechar para cocer en la misma olla los huevos por 10 minutos en agua hirviendo.

Triturar las galletas crackers/soda.

Cortar en julianas gruesas la cebolla y los pimientos, según el nivel de picante que prefieran, se pueden dejar las semillitas de los ajíes o el chile.

Rehogar en un sartén aceitado las cebollas primero y segundos después los ajíes. Estos no deben llegar a cocinarse, durante 2 minutos es más que suficiente, retirar del fuego y añadir la cúrcuma.

Trasladar este sofrito a una licuadora. Se puede recuperar lo que quedó “pegadito” en el sartén, mojandolo con un poco de leche. Triturar bien, añadir poco a poco la leche y el queso de cabra. Salpimentar y añadir de último la galleta triturada hasta alcanzar una consistencia cremosa.

Originalmente, esta parte se hacía a mano con mortero con el fin de obtener una textura granulada. Sin embargo, algunos han optado incluso por colar la salsa antes de servirla. Yo me quedo con la salsa grumosita, tiene más carácter. Reservar la salsa en la refrigeradora.

Retirar las papas del fuego, dejarlas enfriar, según prefieran se pueden pelar o comer con la piel. Cortar en rodajas gruesas 1 cm aproximadamente. Cortar en 4 los huevos duros. Acompañar con algunos camarones hervidos. Y servir con hojas de lechuga y aceitunas negras bañando generosamente las papas. Y a disfrutar se ha dicho!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>